Funcionalidad, estética y materialidad en esta icónica lámpara de hormigón.

Diseño CONTEMPORÁNEO en hormigón

Borne Béton, una lámpara de hormigón, fue meticulosamente concebida por Le Corbusier en 1952 para el Projet Unité d’Habitation de Marsella (Proyecto Unidad de Vivienda) y las presas Bhakra y Sukhna en la India. Después de transformar el enfoque arquitectónico de la iluminación natural con la introducción de la ventana horizontal y la creación del emblemático parasol, Le Corbusier también dirigió su talento hacia el diseño de elementos lumínicos en la posguerra.

Estas piezas personalizadas, especialmente ideadas para la Unité d’Habitation de Marsella, son accesibles hoy gracias a un proceso de producción industrial llevado a cabo por NEMO. Este método permite apreciar la interacción de volúmenes con la luz, incluso cuando esta es artificial, destacando la constante preocupación de Le Corbusier por la luminosidad ambiental.

La colaboración entre NEMO y la Fundación Le Corbusier se enfoca en ajustar un estándar de detalles, acabados y versiones sin desvirtuar la esencia de estos productos icónicos. Evitar caer en la nostalgia,  preservando su naturaleza única, que destaca la fusión entre la austeridad espartana y la sofisticación, típica del diseño en hormigón, tan apreciado por Le Corbusier.

Podemos destacar tres características relevantes de este icono del diseño:

Materialidad Vanguardista: La lámpara Borne Béton destaca por su innovador uso del hormigón como material principal. Lejos de los convencionalismos, Le Corbusier exploró la versatilidad de este material, otorgándole una estética moderna y funcional, y estableciendo así un hito en el diseño de iluminación.

Interacción Escultural con la Luz: La luminaria se distingue por su capacidad única para interactuar con la luz. Diseñada para apreciar el juego de volúmenes, la Borne Béton crea efectos visuales sorprendentes cuando se ilumina, resaltando las cualidades estéticas del hormigón y proporcionando una experiencia lumínica escultural.

Herencia Le Corbusieriana: La lámpara refleja la continuidad de las preocupaciones estéticas y funcionales de Le Corbusier. Su diseño es una manifestación de la constante búsqueda del arquitecto por la armonía entre la luz artificial y los espacios arquitectónicos, representando así una extensión de su legado creativo.

La Borne Béton no solo es un objeto lumínico, sino una pieza que encapsula la filosofía de Le Corbusier respecto a la integración de la luz en entornos arquitectónicos. La lámpara se convierte así en un testimonio tangible de la maestría del arquitecto en la síntesis de funcionalidad, estética y materialidad, resaltando su influencia duradera en el diseño contemporáneo.

Colección | Minimal SS

Objetos y accesorios de hormigón inspirados en las formas y paisajes de la ciudad